Saltar al contenido

Envejecimiento en la periferia: experiencias grupales de ancianos

Envejecimiento en la periferia: experiencias grupales de ancianos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Descubrimos en el proyecto Estimular y vivenciar a las personas mayores que hablar puede ser una de las mejores actividades que se pueden realizar en un grupo de personas mayores en proceso de envejecimiento en la periferia.

El proyecto Estimulando y Experimentando a las Personas Mayores tiene como objetivo contribuir al proceso de envejecimiento saludable, rescatar y potenciar el rol social de las Personas Mayores atendidas por SASF Grajaú III, a través del desarrollo de la autonomía, sociabilidad y fortalecimiento de los lazos sociales y familiares, previniendo situaciones de vulnerabilidad y riesgos sociales.

El proyecto es parte del Servicio de Asistencia Social a la Familia y Protección Básica en el Hogar (SASF), ubicado en el territorio de Grajaú, periferia de São Paulo, que trabaja con 1.000 familias mensualmente, a través de una lista y demandas identificadas, remitidas y Validado por el Centro de Referencia de Asistencia Social (CRAS).

Se trata de familias en riesgo y socialmente vulnerables, donde el servicio promueve espacios de convivencia y fortalecimiento de los lazos familiares y comunitarios.

El servicio tiene como objetivo brindar acceso a información y orientación sobre los derechos y deberes de la ciudadanía, explorar talentos y capacidades y dirigir y referir Programas de Transferencia de Ingresos (Bolsa Família, Renta Mínima y Ciudadana, Acción Juvenil, PETI) y BPC – Continuo Beneficio a plazos (LOAS).

Se brinda asistencia a través de visitas domiciliarias, derivaciones, aplicación de talleres, encuentros sociales y educativos quincenales, fiestas temáticas y eventos institucionales.

Para ello, el proyecto Estimulando y Viviendo a los Mayores se centra en ofrecer actividades que ayuden a las personas mayores en su rutina diaria, razonamiento lógico, memoria, creatividad, atención, registro de nueva información, concentración y otras actividades de la vida diaria y práctica. El proyecto proporciona a las personas mayores actividades que posibilitan la convivencia, con miras al intercambio de experiencias, estimula la participación de las personas mayores mediante el desarrollo de actividades que aportan una mejora personal y una mejora de la autoestima.

¿Qué quiero para 2020?

En una de nuestras reuniones, el equipo del proyecto planificó una conversación con el tema “Envejecimiento”. Empezamos con la siguiente pregunta: “¿Qué quiero para 2020?”.

Las respuestas dadas por el grupo trajeron los distintos sentimientos como felicidad y / o alegría, salud, paz, paciencia y comprensión, elementos que más aparecieron. Destacamos que estos eran deseos comunes a todos los participantes, pero solo uno de ellos enfatizó que la salud era lo que necesitaban más que todos los demás deseos. Dejando en claro que la salud ya no era la misma que antes, que hoy se toman varios medicamentos y cuánto tiempo les trae dolores que antes no tenían.

Ante este discurso, nos tomamos la molestia de interrogarles sobre cómo sería para ellos el “Envejecimiento”. Algunos dijeron que es un aumento de responsabilidades, otros de preocupaciones, también hubo quienes destacaron que el dolor es mayor, ya sea en el cuerpo o en el alma (refiriéndose a las pérdidas personales) y las dificultades para recuperarse de la salud de cara a enfermedad. La mayoría de los participantes miraron solo las “pérdidas” que trajo la edad, no miraron las “ganancias” que recibieron en el camino, así como los valores agregados y recibidos a lo largo de la vida.

Para finalizar la discusión y tratar de aportar una nueva mirada a los logros, proponemos al grupo la actividad que deben responder a la “Rueda de la vida”. En la actividad propuesta al grupo, evaluamos solo algunos aspectos de la rueda como: personal, relaciones y calidad de vida y sus sub-ítems. El grupo, compuesto por nueve personas, en su mayoría mujeres, amas de casa, algunas cuidadoras de sus nietos y otras que viven con sus acompañantes; hombres, jubilados, sin actividad remunerada, lograron traer aspectos más positivos de cada área de la vida en esta actividad. En otra actividad, denominada “Papo Cabeça”, trabajamos los sentimientos y la empatía, cómo nos afectan y cómo podemos afrontarlos en el día a día.

Comenzamos con la dinámica de las vejigas sentimentales, permitiendo que el grupo eligiera colores que representaran su sentimiento en ese momento de la actividad, y que luego informaron por qué eligieron el color y hablaron de sus sentimientos. Se favoreció el desarrollo de dinámicas, revelando emociones como: bienestar, mejora de la autoestima, compañerismo, satisfacción, apoyo, libertad, alegría y, también, favoreciendo la interacción social con otras personas mayores en la misma condición, especialmente en la creación de lazos de amistad. Así, destacó la importancia de estas actividades para el comportamiento emocional positivo y la mejora de la convivencia.

La psicóloga Maria Célia de Abreu (2017, p. 33), destaca que “el sentimiento de aislamiento o soledad tiende a apaciguar; como la comunicación espontánea está impregnada de valores y emociones, sin juicios mutuos, se abre una oportunidad para compartir sentimientos e ideas y establecer una sana cooperación ”. Fue lo que el grupo estableció durante las actividades entre ellos y el equipo, vínculos significativos, cuyos sentimientos y vivencias fueron compartidos, con el fin de enriquecer o simplemente traer ese recuerdo o experiencia para compartir con todos, sin juzgar o incluso esperar a que alguien decir “qué hacer”. Se percibió el sentimiento de pertenencia del grupo.

Verificamos no projeto Estimulando e Vivenciando a Terceira Idade que conversar pode ser uma das melhores atividades que pode ser realizada em um grupo de idosos, pois a roda de conversa em que o idoso pode refletir, ouvir e expor suas opiniões pode gerar grandes mudanças positivas em su vida.

La importancia de la afectividad en los relatos y recuerdos expresados ​​por los ancianos también es enfatizada por Neri (2001, p. 134): “Cuando pensamos en la vida afectiva, narraremos la historia de nuestros afectos, permeada por encuentros y desajustes, alegrías y tristeza, logros y frustraciones “.

Después del “círculo de conversación” con el grupo, dejamos una reflexión sobre el tema de los sentimientos, y para dinamizar aún más el grupo, trabajamos con pintura gouache con música de fondo para crear un ambiente acogedor. Los participantes expresaron sus sentimientos a través de colores, dibujos e imaginación. Pudieron desarrollar y trabajar las emociones con libertad, con relatos de procesos de vida, momentos de la infancia, dificultades en el proceso de envejecimiento, añoranza de familiares, amistades y amores.

Para concluir, nos gustaría resaltar que todos, en un principio, se resistieron un poco a conocer al grupo, sin embargo la curiosidad por saber qué tipo de trabajo se realizaría dentro de las actividades, habló más fuerte cuando fueron invitados a conocer el Proyecto Estimular y Vivir a las Personas Mayores. Ninguno de los ancianos había participado previamente en ningún grupo. También nos dimos cuenta de que la participación en el grupo puede sacar a las personas mayores del aislamiento social, promover la integración, aumentar la autoestima y mejorar la relación con los familiares y quienes conviven con la sociedad. La participación también permite rescatar valores personales y sociales en el proceso de envejecimiento.
Referencias
ABREU, Maria Celia de. Vejez: un nuevo paisaje. São Paulo: Ágora, 2017.
BRASIL. Ministerio de desarrollo social y lucha contra el hambre. Política Nacional de Asistencia Social. Brasilia: 2004 p. 34-36.
NERI, Anita Liberalesso, et al. Personas mayores en Brasil: experiencias, desafíos y expectativas en las personas mayores São Paulo: Editora Fundação Perseu Abramo, Edições SESC SP, 2007.
NERI, AL (Org.). Madurez y Vejez: trayectorias individuales y socioculturales. Campinas, SP: Papirus, 2001.

PASCHOAL, SMP Autonomía e Independencia. En: PAPALÉO NETO, M. Tratado de Gerontología. São Paulo: Atheneu, 2007.

Evelyn Nattane dos Santos Silva – Licenciada en Trabajo Social por la Universidad Nove de Julho (UNINOVE). Correo electrónico evelynnattane@gmail.com; y Juliana Sousa Moraes de Barros –

Licenciado en Trabajo Social por la Universidad de Santo Amaro (UNISA). Correo electrónico julianasmb7@gmail.com. Trabajan en el área de Asistencia Social – Protección Básica. Obra redactada en el curso de extensión sobre Fragilidades en la vejez: Gerontología social y asistencia de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo (PUC-SP) en el primer semestre de 2020.