Saltar al contenido

Envejecimiento, trabajo e inclusión social

Envejecimiento, trabajo e inclusión social

Tiempo de lectura: 5 minutos

El acto abordó el contexto del envejecimiento y la inclusión social de las personas mayores de 50 años en el mercado laboral, “muchos quieren seguir trabajando, a veces no pararse a veces para tener un ingreso extra y también seguir siendo el sostén de la familia”.

El blog “Recuérdame”, ubicado en Portal de envejecimiento, bajo la coordinación de la psicóloga Simone de Cássia F. Manzaro participó el pasado sábado del IV Congreso Municipal de Envejecimiento Activo – Cidade Amiga do Idoso con el tema Envejecimiento, trabajo e inclusión social: Retos y Perspectivas.

La discusión giró en torno a la reflexión sobre el mercado laboral y las políticas públicas de inclusión social con miras a la empleabilidad y generación de ingresos para el público mayor de 50 años que se considera laboral experimentado y significativo en diferentes contextos, pero que aún quedan excluidos de esta realidad por arraigo de prejuicios de edad. en nuestra sociedad.

El evento promovió algunos encuentros interesantes, que involucraron intercambio de experiencias y, principalmente, promover medios de capacitación para personas mayores de 50 años para el mercado laboral impulsado por la ciudad de São Paulo y empresas privadas, como Maturi Jobs representada por su fundador Mórris Litvak y da Trabalho 60+ representado por Eduardo Meyer.

El encuentro estuvo mediado por profesionales en la materia, como Marília Anselmo Viana da Silva Berzins (OLHE – Observatorio de Longevidad y Envejecimiento Humano); Áurea Eleotério Soares Barroso (Equipo Ampliado de la Coordinación Nacional para la Pastoral del Adulto Mayor, a cargo de la Hermana Terezinha Tortelli FC); Dineia Cardoso (Centro de Recreación de Mayores de la Secretaría Municipal de Deportes y Recreación de São Paulo); Renata Cereda Cordeiro (blog ReabGeronto), además de la presencia de otros profesionales que trabajan en el contexto de la Gerontología.

Esta edición también contó con dos premios, el Premio Ecléa Bosi – Vínculo de Generaciones y el Premio Tomiko Born a los trabajos científicos, dos grandes personalidades del campo de la Gerontología que promovieron grandes logros en el avance de este campo.

Premio Ecléa Bosi
Psicóloga, escritora y profesora emérita y jefa del Departamento de Psicología Social de la Universidad de São Paulo, Ecléa dedicó su carrera a la psicología social recibiendo varios premios por sus estudios sobre memoria y sociedad. Fue ella quien concibió, en 1993, el programa Universidad Abierta a la Tercera Edad (UnATI). Ecléa falleció en 2017 a los 80 años.

El Premio que lleva el nombre de Ecléa honra a la psicóloga con el fin de difundir su labor cultural, científica y política a los jóvenes. ‘Ecléa Bosi – Enlace de Gerações’ busca acercar a los jóvenes el legado de Ecléa en cuanto a las demandas de las personas mayores en nuestra sociedad.

El proyecto “Enlace de Gerações” premió las tres mejores películas (4 min cada una) realizadas por los jóvenes participantes.

Premio Tomiko Born
“Queremos que nos cuiden … queremos ser amados sobre todo” (Tomiko Born). Es con esta frase que comienzo la presentación de la profesora Tomiko Born, referente nacional por proponer el término ILPI – Long Term Institution que vino a reemplazar el término asilo. Tomiko nació en 1932 en São Paulo y actualmente reside en Caldas, Minas Gerais. Licenciada en Trabajo Social y post-graduada en la Universidad de Columbia, fue profesora del curso de Gerontología del Instituto Sedes Sapientiae, el primer curso en el campo en Brasil. Su investigación se centra en la temática del cuidado y enfatiza la importancia de crear espacios de discusión sobre el envejecimiento activo. Tomiko también participó activamente en la Sociedad Brasileña de Geriatría y Gerontología, además de ser un profesional sumamente competente y defensor de los derechos de las personas mayores en Brasil. Actualmente, a lo largo de sus 86 años, Tomiko sigue trabajando y cosechando los frutos de las semillas que plantó durante su caminata en Gerontología, siendo un referente importante para su trabajo.

El Premio Tomiko Born a la Obra Científica, honra a la profesora con el fin de difundir su trabajo en el contexto del envejecimiento activo.

El premio fue otorgado al Instituto Paulista de Geriatria e Gerontologia José Ermírio de Moraes a través de Rosa Maria Rodrigues quien, junto a otros autores, presentó datos relevantes con el trabajo titulado “Generación de ingresos: inclusión social en una consulta externa especializada en geriatría y gerontología”.

En segundo lugar, Lucília Egydio, de EACH-USP con el trabajo “Envejecimiento femenino y trabajo: relatos de ancianos residentes de Mooca y Brás”.

Envejecimiento de la población y trabajo
El envejecimiento de la población avanza rápidamente y acaba convirtiéndose en un gran desafío para la sociedad que se enfrentará a un importante aumento de población.

Los datos publicados en julio de este año por el IBGE muestran que la esperanza de vida actual se ha incrementado en relación a diciembre de 2017, alcanzando la marca de 76,2 años de media para hombres y mujeres. Los indicadores muestran que las mujeres seguirán viviendo más que los hombres, llegando a 84,2 años en 2060 frente a 77,9 años para los hombres.

Muy pronto, en 2030, seguiremos el cambio en el perfil de la población, donde el número de personas mayores de 60 años se triplicará en relación con la población de 0 a 14 años.

Ante este escenario creciente, hay que pensar que, además del mayor envejecimiento que impacta en sectores importantes como la salud, el urbanismo, la asistencia social, la economía y, principalmente, la seguridad social, la sociedad debe remodelar para recibir a este público, ofreciendo posibilidades. y oportunidades, principalmente, en términos de empleo, para que puedan tener oportunidades laborales o generar ingresos informales.

Por esta razón, la ‘vejez’ no debe ser vista como la última etapa de la vida o, el ‘final de la vida’, sino como otra etapa del desarrollo humano que tiene un gran potencial para ser explorado y estimulado. Es necesario que podamos deconstruir el estigma de la marginación de la población anciana y demostrar que ‘ir a los barrios’, como sugiere la jubilación, puede no ser la opción más viable para muchos, y que las oportunidades de empleo en esta etapa pueden ser un problema social y social. no es una amenaza para las generaciones futuras.

Por supuesto, para reflexionar sobre la empleabilidad 50+ y la inclusión social, debemos pensar en las distintas edades existentes y promover cambios en la percepción sobre el proceso de envejecimiento; Es necesario comprender y cuestionar cómo será la vida de las personas longevas fuera del escenario laboral, el mismo trabajo que, de alguna manera, también se relaciona con la calidad de vida.

“El viejo brasileño no existe. Son varias las realidades de la vejez que se refieren a diferentes condiciones de calidad de vida individual y social ”(Neri, 1993, p. 39).

Por tanto, es necesario permitir el empoderamiento de este público y promover medidas que les permitan seguir trabajando de manera digna si así lo desean, teniendo un panorama general de las ventajas de este público en el mercado laboral.

Referencias
BRASIL. INSTITUTO BRASILEÑO DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA. Proyección de la Población de Brasil y de las Unidades de la Federación. 2018. Disponible en: https://www.ibge.gov.br/apps/populacao/projecao/.

NERI, AL Calidad de vida en adultos maduros: interpretaciones teóricas y evidencia de investigación. En: Neri, AL Calidad de vida y edad madura. Campinas: Papirus, 1993. p. 9-55.