Saltar al contenido

Sarcopenia: que es y como prevenirla

Sarcopenia: que es y como prevenirla

Tiempo de lectura: 3 minutos

La sarcopenia, por estar relacionada con altas tasas de mortalidad en personas mayores y un mayor riesgo de caídas y fracturas, acaba afectando la calidad de vida de la persona mayor.

En colaboración con Fernanda Belem Lopes de Meneses y Jaitiom García de Paula

En 1988, Rosenberg propuso el término “sarcopenia” [do grego sarx (carne) e penia (penúria)]. La sarcopenia se caracteriza por una pérdida progresiva y generalizada de fuerza y ​​masa muscular (European Working Group on Sarcopenia in Older People EWGSOP-2, 2018).

Considerado como un problema grave, al estar relacionado con altas tasas de mortalidad en personas mayores y un mayor riesgo de caídas y fracturas, acaba afectando la calidad de vida de la persona mayor. Su presencia puede resultar en fragilidad, discapacidad y asociación con diversas enfermedades como osteoporosis, enfermedades cardíacas, enfermedades respiratorias y trastornos cognitivos.

La reducción de la fuerza muscular comienza, desde un punto de vista fisiológico, es decir, un proceso normal que caracteriza el envejecimiento de la especie humana, entre las edades de 30 o 40, disminuyendo un 1,5% anual a partir de los 60 y el 3%. en los próximos años. Como resultado, en los ancianos, la fuerza muscular puede disminuir en un 20-50%. Según la Sociedad Brasileña de Geriatría y Gerontología (SBGG), alrededor del 15% de los brasileños tienen sarcopenia a partir de los 60 años, llegando al 46% después de los 80 años.

Por mucho que la sarcopenia esté asociada con el envejecimiento, su desarrollo puede comenzar más temprano en la vida y se cree que están involucrados muchos factores. Así, los autores enfatizan que puede existir una sarcopenia primaria, desencadenada por el propio proceso fisiológico del envejecimiento, y una secundaria, relacionada con la presencia de determinados factores denominados de riesgo.

De estos, el principal es el sedentarismo. La disminución de la fuerza y ​​la cantidad de fibras musculares es más evidente en personas con un estilo de vida sedentario en comparación con personas que son más activas físicamente. El estilo de vida sedentario puede ser consecuencia del estilo de vida de la persona, pero también puede estar relacionado con situaciones de descanso prolongado como, por ejemplo, un largo período de tiempo que una persona permanece postrada en cama. La nutrición también juega un papel importante, con énfasis en el uso de medicamentos que pueden interferir con la absorción de nutrientes esenciales para la formación de proteínas, por ejemplo, o la presencia de desnutrición.

Otras teorías que intentan explicar la sarcopenia destacan la importancia de las fibras nerviosas y la genética, además del propio entorno social. Este último, cuando se asocia con factores de desgaste relacionados con el mal envejecimiento, puede desencadenar o potenciar el desencadenante de la sarcopenia.

Algunas enfermedades, cuando están presentes, pueden, por su propia acción, asociarse con la aparición de sarcopenia, como insuficiencia renal crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer, infecciones e insuficiencia cardíaca congestiva.

La pérdida de masa y fuerza muscular es diferente entre individuos, tanto por cuestiones biopsicosociales asociadas a la salud y al buen envejecimiento, como por la influencia del nivel de actividad física de cada persona.

Pero la sarcopenia se puede prevenir. La práctica de ejercicios físicos, especialmente de resistencia, y la mejora de la ingesta calórica y proteica son fundamentales, tanto para la prevención como para el tratamiento.

Referencias

ALVES, RV; MOTA, J.; COSTA, MC y Empleados. Aptitud física relacionada con la salud de las personas mayores: influencia de los aeróbicos acuáticos. Revista Brasileña de Medicina Deportiva. San Pablo. v. 10, n. 1, enero / febrero. 2004. p. 31-37

BANDEIRA, F. Protocolos clínicos en Endocrinología y Diabetes. [Digite o Local da Editora]: GEN Group, 2019. 9788527735452. Disponible en: https://integrada.minhabiblioteca.com.br/#/books/9788527735452/. Consultado en: 17 de septiembre. 2020

CRUZ-JENTOFT, AJ; BAHAT, G. y col. Sarcopenia: consenso europeo revisado sobre definición y diagnóstico. Edad y envejecimiento, 2018, 39 (4), 412–423. https://doi.org/10.1093/ageing/afy169

DHILLON, Robinder Js; HASNI, Sarfaraz. Patogenia y manejo de la sarcopenia. Clínicas de Medicina Geriátrica, [S.L.], v. 33, n. 1, págs. 17-26, fev. 2017. Elsevier BV. http://dx.doi.org/10.1016/j.cger.2016.08.002.